No hay comentarios todavía

Presentación Código Ético y Conferencia de Antón Costas

El Círculo de Economía presentó el pasado miércoles su Código Ético. El acto, celebrado en el patio azul del Real Casino de Murcia, en colaboración con Caixabank y el Colegio de Economistas de la Región de Murcia, y al que acudieron más de 100 personas, comenzó con la conferencia “Empresas con propósito y rentabilidad. Nuevas orientaciones para el liderazgo ético de los directivos” a cargo de Antón Costas, Catedrático de Política Económica en la Universidad de Barcelona y Presidente de la Fundación Cercle d’Economia.

A continuacion, Joaquín Hernández, presidente del Círculo, junto a Francisco Sánchez Baeza y Pilar Berral, miembros de la Junta Directiva del Círculo y coordinadores de la redacción del Código Ético, presentaron el documento a los asistentes y medios presentes.

Adjuntamos artículo publicado en La Verdad de Murcia:

«El Círculo de Economía de la Región de Murcia, como asociación autónoma e independiente de directivos, mantiene firme su compromiso de convertirse en referente y ejemplo en la promoción de los principios de transparencia y responsabilidad en el ámbito empresarial. Así lo refrendó este miércoles con la presentación de su primer código ético y de buen gobierno. Un documento que, en palabras de su presidente, Joaquín Hernández, refleja la necesidad de «asumir un compromiso de vivir con arreglo a unos valores», así como «personal y profesional de rendición de cuentas y reparar los daños causados con nuestra actuación» dentro del actual contexto de «profunda revisión del modelo social y económico».

Más de un centenar de empresarios y altos ejecutivos socios del Círculo, entre otros invitados, asistieron al acto de puesta largo en el Casino de Murcia, donde previamente impartió una conferencia Antón Costas, catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona y presidente de la Fundación Cercle d’Economía. Disertó sobre ‘Empresas con propósito y rentabilidad. Nuevas orientaciones para el liderazgo ético de los directivos’.

Entre los puntos que recoge el código, aprobado por unanimidad de la junta directiva el pasado diciembre, y que entrará en vigor una vez sea ratificado en la próxima asamblea general de la organización, se establece una serie de objetivos dentro del apartado de los valores irrenunciables, como velar por la sostenibilidad a largo plazo de la empresa desde el compromiso a promocionar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), promovidos por Naciones Unidas; abstenerse de realizar cualquier actuación que pueda considerarse reprobable o cuestionable desde una perspectiva ética; oponerse a todas las formas de discriminación, acoso o explotación laboral; impulsar una cultura y un entorno de trabajo saludable y productivo, así como fomentar la incorporación de perfiles profesionales poco representados o con una participación reducida.

También se recogen otros aspectos, como que un uso de las nuevas tecnologías que «no debe deshumanizar las relaciones personales», al igual que favorecer la implicación de las organizaciones en actividades de voluntariado y acción social. Mientras que en el ámbito de la transparencia, donde el Círculo de Economía fue de las primeras instituciones en adherirse al Pacto por la Transparencia de la Región, el 20 de mayo de 2013, se subraya que «los directivos deberán ser fieles, transparentes y ágiles en la información suministrada a los miembros de su equipo, consejo de administración y accionistas».

Por lo que se refiere a los principios de actuación, se apunta a la integridad -con el rechazo al engaño y la ventaja injusta-, a proteger al máximo la confidencialidad de personas o empresas con las que se interactúa, y a defender la competencia leal y las condiciones de igualdad. Sobre la lealtad se insiste en mantener siempre actitudes francas, que favorezcan el compañerismo y el respeto mutuo como pilares básicos. Todo esto siempre desde la independencia al representar al Círculo. Por último, se asume una formación permanentemente para trabajar de forma precisa, y desde la dignidad y el respeto.»

Leer en La Verdad

 

Publicar un comentario